Texto recogido para nuestros lectores en la revista “Noticias Jurídicas”

 

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha nombrado a día de hoy a 17 mujeres como magistradas del Tribunal Supremo, de las cuáles 15 de ellas continúan ejerciendo su labor en el alto tribunal. La última ha sido Concepción Ureste, que ha sido elegida como magistrada de la Sala de lo Social.

 

El órgano de gobierno de los jueces fue creado en 1978 con la Constitución, pero no fue hasta 2002 cuando nombró a una magistrada para componer una de las Salas del Tribunal Supremo. Se trata de Milagros Calvo, que pertenece a la Sala Cuarta, la misma a la que se incorporará Ureste.

 

En la actualidad, de los 79 magistrados que componen las cuatro salas de todos los ordenes jurisdiccionales (civil, penal, contencioso-administrativo y social), 15 son mujeres, es decir un 19 por ciento.

 

Concretamente el actual Consejo General del Poder Judicial, el presidido por Carlos Lemes, es el que más mujeres ha llevado al Supremo en sus cinco años de mandato. Según ha informado el órgano de gobierno de los jueces, en total han sido siete: Inés María Huerta, María Ángeles Parra, María Luz García Paredes, Concepción Ureste, Ana Ferrer, Carmen Lamela y Susana Polo, estas dos últimas recientemente incorporadas a la Sala de lo Penal a la que ya permanecía Ferrer.

 

En el mandato anterior, sólo hubo tres nombramientos, los de Isabel Perelló, Lourdes Arastey y Clara Martínez de Careaga. Y antes de estos, se produjeron otros siete: Milagros Calvo, Celsa Pico, Margarita Robles (actual ministra de Defensa), Encarnación Roca (vicepresidenta del Tribunal Constitucional), María Luis Segoviano, Rosa María Virolés y Pilar Teso, este último acordado durante los dos años en los que el Consejo estuvo en funciones hasta su renovación.

 

El último informe sobre la Estructura de la Carrera Judicial a 1 de enero de 2018 revela que el 53,2 por ciento del total de los jueces y magistrados en activo en España son mujeres (2.858 mujeres y 2.519 hombres).